Usted está aquí: Inicio Tienda Night time Comentario

Comentario

Tonky de la Peña es un guitarrista de blues madrileño que no necesita muchas presentaciones después de dirigir la banda que lleva su nombre durante casi dos décadas. Tonky tiene además un impresionante “curriculum vitae” con colaboraciones donde nunca han faltado nombres de una dimensión cuasi legendaria. Estamos pensando en los Albert Collins, Jerry Lee Lewis, Carey Bell, Louisiana Red, Charlie Musselwhite... y Mick Taylor, con quien la colaboración llegó a los estudios con la grabación de Rolling Stone.

En el pasado festival de blues de Getxo, junio del 99, Mick Taylor fue precisamente uno de los invitados a la jam que se prolongo durante tres horas (Cambayá Reunion) y en la que Tonky de la Peña con su Blues Band fueron los anfitriones de un espectáculo donde el blues se movió en registros bien distintos, demostrando que Tonky de la Peña es un músico flexible, que sabe acomodarse a las necesidades del repertorio y de sus acompañantes.

“Night Time”, este nuevo trabajo de la Tonky Blues Band con algunos invitados de lujo, nos muestra mejor que nunca la densidad de una guitarra deudora del blues de Chicago, ese sonido que electrifico el blues profundo, ese “down home” que era parte del terrible paisaje cotidiano de la comunidad afroamericana del Sur. De Robert Johnson a Sonny Boy Williamson, de ahí a Mudddy Waters y Howlin Wolf para llegar a los dos King, Fredddy y Albert, y a la ruptura tejana de Albert Collins. Esta es la trayectoria que Tonky nos propone y con la que cumple en el disco interpretando un par de clásicos de Muddy y Freddy King, “Catfish” en el estilo más africanista y “Cannonball”, la pieza de blues moderno más interpretada, resuelta por Tonky, y Curro, Paul y Pino, sus tres cómplices, con una versión motivadora. Tonky recurre también a otro clásico eterno, “Stormy Monday” de T-Bone Walker, una viñeta perfecta de la vida del afroamericano en las urbes. Otis Rush es en cuarto término, el compositor de “Can?t quick you baby” el tema más melancólico de los cuatro.

Pero las mayores sorpresas son propias. “La coquette” es un shuffle donde el diálogo con la armónica de Ñaco Goñi echa chispas. Toda la densidad de “Chicago” brilla en “Jump Your Blues Away” y el “hammond” de Luca Frasca recubre a la perfección un “Boogie with Mr Shuffle”. Hay registros más sofisticados como “Noches de Conil” o la versión original de “Big Legs” que nos recuerda mucho al sonido que el maestro Taj Mahal utiliza en sus últimos trabajos con una sección de viento aleccionadora. Todo ello sin olvidar “After Hours Reunion” donde la Tonky va dialogando con Ñaco, Hook Herrera, Ray Gómez, William Gibbs...hasta los diez minutos. Este CD de la Tonky Blues Band puede competir por repertorio y resultados grabados con cualquier producción de blues – como se decía con la boca pequeña- “venga de donde venga”.