Usted está aquí: Inicio Noticias El espectáculo debe continuar

El espectáculo debe continuar

16/04/2017

El Show continúa de la mano del reverendo Jimmy Barnatán. Música y entretenimiento, actitud más allá de lo comercial o lo meramente correcto. Fiel a su propia iconografía demuestra una vez más que no hay espectáculo que se precie sin música. Esta vez el verdadero espectáculo se llama “Bourbon Church”.

Escucha : Living down the Highway

 “Bourbon Church” más allá de perfilarse como una más que interesante y presumiblemente impactante puesta en escena es un trabajo minuciosamente calculado en lo musical gracias al  tándem formado por el propio Barnatán y el guitarrísta  Sergio González en la composición, acompañados por los habituales The Cocooners con Rubén Rodríguez a la batería, Dani Simons al bajo vuelven a partir de la música de raíces para crear un concepto propio e intransferible que ya desde el principio se ve engalanado de góspel gracias a The  Cocoonettes (Xenia San Jose, Carol Martin, Mabel Sierra, Mara Mena, Isabel Palacios, Berta López y Lara Rodríguez).

Grabado en los estudios Vu meter de la mano de Javier López Jato “Javeta”. La banda planea a medio camino del funk y del rock en “Living on the Highway” para pasar al rock más contundente en “Blah, Blah, Blah” siempre arropados por The Cocoonettes. El particular fraseo vocal de Barnatán toma los mandos en el medio tiempo “Like the grown needs the rain” un tributo a  los cincuentas y al blues gracias a la guitarra de Sergio González. “Strange fly of the bird” establece un punto de inflexión a la grabación en clave de Bossa solamente para engrandecer la perspectiva musical de la banda, remarcable el trabajo vocal de Barnatán una vez más.

“Bourbon Church” es toda una declaración de principios, resumiendo y englobando el concepto de este trabajo en una liturgia que transcurre por el funk para ir transformándose  en ceremonia góspel de la mano del reverendo Barnatán y el reprise final de The Cocoonettes. “Oceans of Caresses” nos devuelve a la calma casi en clave pop, posiblemente una de las piezas más eclécticas de todo el disco. La joya “In Memorian” nos descubre cómo se ha de escribir una  balada rock, hermosa letra, llena de emoción, dinámicas  y estribillo emocionantes. La versatilidad de la banda nos lleva de vuelta a la música americana en “I´m alone” esta vez inspirados en la música Country Western, un ejercicio de estilo que precede a “Rocking & Swimming & Rocking on” un rastro evidente por la senda del Blues en clave de shuffle, engarzado como no podía ser de otra manera, por la incendiaria guitarra de Sergio González, la potente base rítmica y elevado al cielo góspel una vez más por The Cocoonettes. La vitalista e inclasificable  “Back way home” junto a la hipnótica “Distance with your lies” ponen punto y final a “Bourbon Church.