You are here: Home Artists Miguel Salvador Newspaper Library El saxo de Fito colabora con el supergrupo jazz de Miguel Salvador

El saxo de Fito colabora con el supergrupo jazz de Miguel Salvador

"Es un disco fácil de escuchar, más melódico y menos complicado que el segundo, muy tranquilo, con algunos pasajes de free jazz, que me gusta mucho", describió el líder sobre el tercer y nuevo álbum titulado 'Código'


Iturria: El Correo
Eguna: 2015/05/22
  • OSCAR CUBILLO

Javi Alzola, saxofonista carismático de Fito & Los Fitipaldis, el único miembro que no ha cambiado en la alineación del grupo del roquero español del momento, es parte importante en el tercer y nuevo disco del guitarrista Miguel Salvador, titulado 'Código' (Errabal). "Es un disco fácil de escuchar, más melódico y menos complicado que el segundo, muy tranquilo, con algunos pasajes de free jazz, que me gusta mucho", describió el líder en rueda de prensa en la SGAE.

Salvador utilizó nombres conocidos para comparar su música, como el de Ornette Coleman en los temas free y el de Bill Frisell, "que es un guitarrista que me gusta cómo organiza los espacios y los paisajes serenos". Lo ha grabado en cuarteto, con él a la guitarra (ha tocado con Zubipeko Swing o Mauri Sanchís, y es profesor en la Andrés Isasi de Las Arenas), Hasier Oleaga a la batería (batería actual de Ruper Ordorika y jazzman con carrera propia), Jon Piris al contrabajo (Zubipeko Swing y también profesor), y Javier Alzola al saxo (Infussion, Calamaro, Ariel Rot, Kepa Junkera…).

Lo han registrado en los estudios Tío Pete de Urduliz, en un solo día. "Se puede conseguir dependiendo del nivel de los músicos. Los discos clásicos de jazz que conocemos todos se grabaron en una semana, en sesiones, buscando la fuerza del directo", aseveró Alzola, parte importante en el sonido del disco, en sus improvisaciones. Para grabarlo, tocaron tres veces cada tema, como si dieran tres conciertos. Dos por la mañana, y otro por la tarde, después de comer. De lo capturado, escogieron las mejores tomas.

Imagen de la portada.

Imagen de la portada.

Pretenden presentarlo en directo siempre que sea posible, sobre todo teniendo en cuenta la apretada agenda de Alzola, cuyo nombre figura también en la portada de 'Código'. Buscan abrirse paso en festivales y sobre todo en salas. "Hay muchas salas que ofrecen conciertos. Mantienen un circuito sumergido, sobre todo en Bilbao, aunque no paguen mucho", observa Salvador, y opina Alzola: "El jazz siempre tiene un público fiel. Hay grupos internacionales que pasan por este circuito de salas que se extiende por todo el mundo. Están ahí y siempre estarán. Lo mismo sucede con el blues".

Los jazzman vascos sostienen que esta música minoritaria no la tocan por dinero, sino por satisfacción personal. "El dinero se gana por otras partes", zanja el contrabajista Piris. Y al interpelar a Alzola si se toca de modo distinto ante 16.000 personas viendo a Fito & Los Fitipaldis en el BEC o ante 16 que le ven en un bar, afirma: "Sí, 15.000 personas igual no te están escuchando, y en un bar las cuarenta pueden estar atentas. Son cosas muy diferentes y en un sitio pequeño puedes intentar más cosas con la música".