Hemen zaude: Hasiera Artistes Jon Urrutia Bibliothèque de Presse El oyente de jazz tiene un mínimo de sensibilidad artística

El oyente de jazz tiene un mínimo de sensibilidad artística


M. N. Bilbao

Su formación musical en centros extranjeros le ha permitido a Jon Urrutia acceder a impartir clases en los conservatorios vascos. Tras enseñar piano, improvisación, armonía e historia del jazz en el Conservatorio Municipal Andrés Isasi, de Getxo, durante el curso 2001-2002, es actualmente profesor de piano en el departamento de jazz del Conservatorio Superior de Música de Navarra Pablo Sarasate.

Usted tuvo que estudiar fuera.

Respuesta. Sí, aquí no había estudios de música moderna. He tenido la suerte de llegar cuando está empezando a introducirse y conseguir una plaza.

Así que, para el tipo de música que usted hace, parece que se abre un futuro esperanzador.

Hacen falta aún unos años para que se vaya normalizando la situación. El problema es que hay unos profesionales, que están en torno a los 50 años, que no tienen titulación porque antes no había estudios y no pueden acceder a una plaza de docente en el conservatorio, a pesar de llevar 30 años como profesionales.

¿Qué le parece la oferta de festivales de jazz que hay en Euskadi?

Se le da mucha publicidad, pero en cierta medida es un show para los turistas. Es una inversión en la música moderna que no da trabajo a los músicos vascos, porque los que tocan en esos festivales son músicos norteamericanos en su mayoría, y, sobre todo, que se come todo el presupuesto para música moderna. Meten todo en los festivales y luego no hay nada.

Pero esa inversión repercutirá el resto del año.

En teoría, sí. Pero en la práctica no pasa.

¿No hay salas que programen jazz?

Hace falta un local con ciertas condiciones, con piano, por ejemplo. En San Sebastián está el Altxerri y en Bilbao y Vitoria, no hay.

¿Qué ciudad española es más acogedora ara el jazz?

Madrid y Barcelona. Yo vivo a medias entre Madrid y Mungia. Para poder tocar, he tenido que irme.

¿Cómo se aprende piano para jazz?

Hay que aprender a improvisar. Es como aprender a hablar un idioma. Primero hay que asentar las bases. En el caso del idioma, el vocabulario. Para saber cómo funciona todo. Hasta que llegas al punto en que puedes decir una frase sin pensar. Lo mismo pasa con la música de jazz.

Sus alumnos, que provienen de estudios clásicos, ¿qué descubrirán en el jazz?

Armónica y rítmicamente es una música diferente. El jazz es rítmicamente más rico que la música clásica.

¿Un músico de jazz tiene que oír mucha música o mucho jazz?

Oír mucha música y meter muchas horas en el instrumento durante muchos años.

Para un músico de jazz, ¿los discos son importantes o menos que si se tratara de otro tipo de música?

Hombre, esto no es el pop ni música prefabricada. Tampoco es Operación Triunfo ni mucho menos. Primero, porque intentamos tener un poco más de gusto. El jazz es una música de conciertos, porque pasan cosas en el escenario que no estaban previstas. Para apreciar el jazz es fundamental verlo en directo.

¿Tiene alguna peculiaridad el oyente de jazz?

Es gente con un mínimo de sensibilidad artística.

¿Cómo ve el nivel de Euskadi en jazz?

Aquí hay un gran público, a la gente le gusta el jazz. Pero se programa como se programa y se invierte todo el dinero para la música en dos festivales. A mí me gusta el jazz, pero no puedo tragarme cinco conciertos en un día. Y luego, desde septiembre a julio, nada.


PERFIL


Jon Urrutia (Górliz, 1975) estudió solfeo en el conservatorio de Bilbao, musicología y gestión cultural en la Universidad de la Sorbona y se licenció en Jazz Performance en Boston. Se presenta en concierto como líder en formatos de quinteto, trio y solo. Colabora con diferentes músicos de jazz y ha intervenido en una decena de discos, tanto con otros músicos como en solitario. Para este otoño tiene previsto editar un nuevo compacto.