Usted está aquí: Inicio Artistas Teresa Zabalza Hemeroteca Teresa Zabalza presentará en el Festival de Jazz de Getxo su disco 'Euria'

Teresa Zabalza presentará en el Festival de Jazz de Getxo su disco 'Euria'


Teresa Zabalza presentará en el Festival de Jazz de Getxo su disco Euria La pianista navarra también estará con su banda en el programa de jazz de San Fermín En este primer trabajo discográfico, grabado en Barcelona, ella ha compuesto varias de las canciones

alicia ezker

Pamplona. El próximo 4 de julio la pianista navarra Teresa Zabalza actuará con su quinteto en el Festival de Jazz de Getxo. Será la puesta de largo para presentar su primer disco, Euria , un trabajo grabado en Barcelona en el que ofrece un variado recorrido por este estilo musical. Pocos días después de esa importante cita Teresa Zabalza Quintet estarán en Pamplona, actuando dentro del programa de jazz de San Fermín.

Hija del músico Joaquín Zabalza, uno de los fundadores de Los Iruñako fallecido hace unos meses, Teresa está viviendo un año difícil ya que a la pérdida de su padre, de quien heredó su amor por la música, se ha sumado recientemente la muerte de su madre, Maite Díez, periodista. La música es para ella, y en estos momentos difíciles más todavía, su vía de escape, su vida y a ella se entrega sabiendo la odisea de intentar hoy en día vivir de este arte.

Euria , el trabajo con el Teresa Zabalza se estrena en el campo discográfico incluye 10 canciones. Todos los temas del disco están compuestos por Teresa excepto uno, Bolero , de Alejandro Mingot, guitarrista, que está dedicado a sus padres, Maite y Joaquín. Hay otro tema muy especial para ella, Maialen dedicado a su sobrina y que lo compuso hace ocho años. Pero ella recomienda empezar a escucharlo por la tercera canción, Sencillosdeseos , el tema al que pone voz Carme Canela con letra de Gioconda Belli.

*Es un disco muy variado, no sé si se puede encasillar en el jazz, porque tiene un poco de todo: desde un cha-cha-cha hasta ritmos más modernos, pasando por el swing o una canción de amor*, dice Zabalza.

DE BARCELONA A PAMPLONA

Teresa Zabalza, nacida en Pamplona en 1972, estudió clásico, pero pronto exploró nuevos campos musicales hasta acabar en el jazz. *Hice la carrera de piano Clásico en el conservatorio Pablo Sarasate, pero conforme estaba acabando la carrera me tiraba cada vez más el tema del jazz y empecé a combinar esos estudios con otros en una escuela de Donosti, Jazzle. Después decidí irme a Barcelona, una ciudad que ha sido siempre y sigue siendo la referencia en el circuito del jazz. Me fui hace ocho años y allí empecé en el Taller de Musics. Lo cierto es que todo me remitía a Barcelona, el lugar que es desde hace años punto de encuentro de todos los músicos vascos de jazz*, comenta.

Allí, en Barcelona, se conocieron Teresa Zabalza, Alejandro Mingot, Hasier Oleaga, Iosu Izagirre y Miguel Villar, Pintxo , y allí se grabó el disco Euria , que ha sido editado por el sello de Soraluze Errabal. Hace tres años volvió a Pamplona por cuestiones familiares y desde entonces es profesora de piano complementario en el Conservatorio Superior de Música de Navarra.

Teresa Zabalza Quintet surgió antes del disco. *Este proyecto lleva circulando un par de años. Curiosamente, a los músicos que forman el quinteto los conocí en Barcelona y también allí empecé a escribir los temas que luego han salido publicados en este disco*, comenta.

*El disco lo grabamos en el estudio de Jordi Vidal. El productor artístico ha sido Gorka Benitez, un saxofonista bilbaíno que ha conseguido dar al disco un aire muy fresco. Yo no tenía experiencia en grabar y un estudio de grabación impone mucho y él nos ayudo a perderle respeto al estudio", explica. Sobre su banda dice que "no es una formación muy habitual en lo que es el jazz, sobre todo el juntar guitarra y piano, porque generalmente sólo suele haber uno de los dos. Yo elegí estos músicos porque me gusta tocar con ellos, no hay líderes, sólo queremos hacer canciones y música. Se nota cierto respeto cuando toca uno y otro*.

Reconoce que la música del disco no tiene ninguna pretensión ni hay nada preconcebido. *Es muy variado. Somos músicos de jazz y eso se nota, pero en el disco hay de todo. Yo cuando escribo una canción no pienso si va a ser jazz o qué va a ser, y así ha salido, un poco de todo. El jazz me permite expresar mis sentimientos pero a mí me gusta todo, el pop, el clásico, todo en general". Esta joven pianista no duda en afirmar que no es fácil sacar adelante un grupo de jazz, ni en Pamplona ni en otras ciudades. "Todos los que tocamos en grupos tenemos que vivir de otras cosas. Nos movemos por pura vocación, porque nos gusta y además tocamos entre amigos y eso es un lujo. Creo que es como un regalo que haya una discográfica que apueste por grabar, pero reconozco que no se pueden tener más pretensiones. Lo mejor de un disco es que te permite moverte para buscar conciertos. Para mí personalmente es como parir un hijo. Ahora puedo decir este CD es mi trabajo, y eso es muy emocionante. Pero sacar adelante un disco de jazz es una auténtica odisea*, explica.

El próximo mes de julio estará en el Festival de Getxo presentado este disco pero a pesar de la importancia que da a estos festivales reconoce que tienen pros y contras. *Desde fuera puede parecer que aquí hay un movimiento increíble en torno al jazz, pero no es así, En Pamplona, por ejemplo, no hay sitios para tocar y tu agenda de bolos está vacía mucho tiempo y en la mayoría de sitios pasa lo mismo. Además, ahora con las escuelas superiores de jazz, como Musikene o el Conservatorio Superior de Pamplona podría parecer que la cosa va a cambiar, pero no. Por otro lado, el año que viene van a salir titulados superiores de jazz que no van a tener las cosas nada fáciles porque vivir del jazz, como he dicho, es una utopia, me refiero a tocar no a impartir clases*.

En cuanto a actuar en Pamplona, especialmente este año, va a ser algo muy emocionante para ella, *por lo que los Sanfermines han significado siempre para mi padre. Estar en casa, poder mostrar lo que es tu trabajo a los tuyos es muy importante. Hemos tocado antes en Pamplona pero no en San Fermín*, comenta. Sin embargo ese sentimiento de emoción se mezcla con una cierta decepción cuando habla del escaso movimiento en torno al jazz que hay en Pamplona, de la falta de interés y del escaso apoyo y promoción.