Usted está aquí: Inicio Artistas Tapia eta Leturia Trayectoria

Trayectoria

Tapia eta Leturia, es algo más que la combinación de un acordeonista y un panderetero que desde 1984, en que se juntaron por vez primera, han interpretado música para trikitixa (acordeón diatónica) en todos los escenarios posibles, desde los campeonatos, que ganaron en dos ocasiones consecutivas a las fiestas y romerías, para pasar también a los salones de conciertos y a los festivales tanto de rock como de folk.

Pero Tapia eta Leturia son algo más, una marca registrada de autenticidad en el mundo de la triki contemporánea, dos músicos que saben adaptarse a todos los contextos posibles. Solo desde el conocimiento de la dinámica interna de la tradición, se puede romper con ella cuando es necesario, sin que el producto chirríe, sea artificial o pretencioso.

Fueron los primeros en ampliar la clásica formación de pareja trikitilari (acordeón diatónica y pandero), introduciendo instrumentos y sonidos nuevos. Abrían definitivamente el mundo de la trikitixa, camino que seguirían después jóvenes grupos como Gozategi, Maixa eta Itziar, Alaitz eta Maider...

Tapia eta Leturia realizaron su primera gira en el extranjero en el año 1992 en las Islas Británicas. En 1993 acompañaron a Negu Gorriak en la gira que estos realizaron en centro Europa. Es en 1994 cuando por primera vez cruzan el atlántico para tocar en California, siempre en ambientes vinculados a colonias de emigrantes vascos.

Como consecuencia de uno de estos viajes, surge en 1996 una interesante gira en Canada, por diversos festivales de música folk. Entran así en un circuito en el que se desconocía casi totalmente el sonido de la trikitixa, o la forma de tocar el pandero en esta zona de Europa.

Con motivo de una gira por Canada tuvieron ocasión de compartir el escenario con la banda de Sharon Shannon. Sus visitas a Canada se repitieron en años sucesivos participando en diversos festivales de costa a costa. De allí viene la relación de Tapia con Quebec, que dio otros frutos musicales. En el festival de folk de Getxo, además, acompañaron en varios temas en directo a La Bottine Souriante, gran banda quebeçois y auténtica universidad del mejor folk de fusión.

Tapia eta Leturia han creado un nuevo formato de cuarteto junto al violinista Arkaitz Miner y al pianista Txus Aranburu. La presencia de un violín no debe ser vista como una excentricidad contemporánea. Los viejos grabados, relatos y la opinión de los folkloristas parece demostrar que el violín (arrabita) fue un instrumento musical propio en la música para danza tradicional de Euskal Herria. En la actualidad, Tapia eta Leturia se encuentran actuando en este nuevo formato de cuarteto, de gran riqueza armónica con la incorporación del violín y piano, pero sin perder un ápice de su sentido de la diversión, el ritmo del corazón de la música de Euskal Herria: la trikitixa.