Usted está aquí: Inicio Artistas Marcos Coll Hemeroteca Combato la morriña siguiendo todos los partidos del Obradoiro

Combato la morriña siguiendo todos los partidos del Obradoiro


Iturria: El Correo Gallego
Eguna: 2017/02/24

{ Madrid 1976 } Marcos Coll descubrió la capital alemana en una gira de Los Reyes del KO. En Berlín da rienda suelta a su pasión por el blues y la armónica. Comenzó a tocar en Compostela siendo un chaval y ha actuado por medio mundo compartiendo escenario con leyendas como Mick Taylor, Buddy Miles o Solomon Burke.


SANDRA ROMERO SANTIAGO 
 

Cuando empezaba a blusear en Santiago siendo casi un crío, difícilmente podía imaginarse que acabaría compartiendo escenario con pesos pesados del género. Marcos Coll es actualmente uno de los mejores armonicistas del mundo y su pasión por el blues comenzó aquí, en Compostela, adonde llegó con seis años. Desde 2004 vive en Berlín, ciudad que descubrió durante una gira de Los Reyes del KO, el grupo que formó con su amigo de la infancia Adrián Costa. Tras ese proyecto llegaron otros, como Mighty Calacas o Marcos Coll Blues Jarana. El 30 de marzo volverá a Compostela para tocar en la Sala Riquela, pero antes nos cuenta desde Berlín como su armónica y él fueron a parar a allí.

¿Por qué te fuiste a Alemania?
La verdad, fue una decisión inesperada. Teníamos unos conciertos en Alemania con Los Reyes del Ko y Adrián y yo necesitábamos un cambio de aires, así que nos fuimos solo con billete de ida. Al principio no teníamos conciertos porque aquí se programa con mucha antelación y nos tocó hacer calle, metro… Pero muy pronto, con ayuda de la escena bluesera, nos empezaron a salir actuaciones y nos quedamos.

¿Qué recomiendas conocer a quien viaja a Berlín?

Aquí hay cosas para cada escena, desde diseño ultramoderno friki, a bares de barrio típicamente alemanes donde aún se fuma y con auténticos profesionales de la cerveza... Por otro lado, a todo el mundo le gustan los mercadillos. Se vende de todo y puedes ver a gente tocando en directo o haciendo actividades artísticas. Y por supuesto recomiendo los sitios en los que tocamos nosotros, claro (ríe).

Vives en Kreuzberg, el barrio turco de Berlín y uno de los más alternativos. ¿Cómo es?

He escuchado que es el barrio con más diversidad de culturas del mundo... Imagínate. Eso sí, después de los turcos, los españoles e italianos ya somos mayoría.