Hemen zaude: Hasiera Artistak Neighbor Hemeroteka Gira y presentación de «Hau», disco plural y cálido de Neighbor

Gira y presentación de «Hau», disco plural y cálido de Neighbor

El debut de Neighbor en el año 2013 con el disco «Ura patrikan» supuso una apuesta sugerente y distinta a lo que ofrecía hasta el momento la escena vasca. Con la edición de su nuevo trabajo, «Hau» el dúo continúa con el compromiso de la canción de autor coloreada por diferentes estilos sin perder identidad.


Iturria: Gara
Eguna: 2016/09/18

Pablo CABEZA|BILBO

Maite Larburu y Josh Cheathman se conocieron en Amsterdam, donde ambos labran su carrera como músicos especializados en música antigua. Con su técnica, sentido musical y ambición artístico-cultural, deciden crecer en más direcciones. Nace Neighbor. El sello Gaztelupeko Hotsak les publica sin reservas “Ura patrikan”, disco con el que el dúo llama la atención al proponer una síntesis estilística cercana a las claves folk y populares de Euskal Herria, pero con innovaciones. Tres años después, y con la experiencia de diversas giras, así como de reflexiones estilísticas (posibilidades), nace “Hau”, álbum que presentan en una gira inmediata que les lleva hoy a Atalaia en Ziburu (21.30), mañana en Katakrak de Iruñea (19.00), el miércoles a Kafe Antzokia de Bilbo (21.00) y el jueves 22 a Doka (21.00) de Donostia, en pleno jolgorio fílmico.

“Hau” es un disco emocional, de atenta escucha. Devuelve el tiempo en cucharadas de miel y té repartidas entre el folk, el pop, la canción con recuerdos tradicionales, estrías de música antigua, tonos vocales cercanos al jazz... y un viaje por la sensualidad.

Dejarse llevar por las composiciones de Maite, con casa en Hernani, por su templada voz y los arpegios de Josh. Además de numerosos arreglos de cuerda principalmente.

De la partida al presente

«La experiencia ha sido gratamente positiva –explica Larburu–. Sobre todo teniendo en cuenta que “Ura patrikan” iba a ser una demo para los amigos. El resultado que hemos obtenido ha sido un regalo. Y fueron esos mismos amigos, los más-más cercanos (entre ellos Josh) quienes me animaron a superar los miedos que me asaltaron cuando tuvimos que decidir si dejar que Gaztelupeko Hotsak nos publicara aquella demo pero como disco real. Me dijeron: ‘Tú solo comparte con los demás lo que ya está hecho, no tengas miedo... Suéltalo todo y luego ya verás que las canciones pertenecerán a los que los escuchen. En realidad tú no eres tan importante en todo esto’. Ese ha sido uno de los mejores consejos que me han dado nunca. ¡Quitarme a mí misma del medio!».

«Antes de grabar ‘Hau’, rememora Maite, cuando me estresé mucho, pero mucho-mucho por todo lo que me tocaba preparar, Josh me dijo: ‘Venga, vamos a grabar otra demo’. Y es verdad, mira, entre demo y demo, estoy aprendiendo a hacer cosas que ni me imaginaba que haría: ¡escribir canciones! Este disco ha sido más cosa mía que de Josh. Y él, como hizo con ‘Ura patrikan’, me sigue a donde vaya musicalmente, me anima, me dice que adora mis canciones y de verdad que nadie las entiende y adorna como él. ¡Vaya suerte tengo!», comenta Maite.

Ambos son músicos académicos, y necesitan ese ambiente en el que han crecido; sin embargo, se intuye que esto de la ruta de locales, de viejas calles, con sus bares y clubes, les aproxima más al público, a lo cotidiano. «¡Has dado en el clavo! Tanto Josh como yo hemos comentado esto muchas veces: estamos más cerca del público cuando tocamos con Neighbor en Trinkete, Gernika, por ejemplo, que cuando con el violín y la viola de gamba tocamos una misa de Bach en Versailles. En los dos casos hay contacto, claro, pero es diferente. Me gusta hablarle a la gente durante el concierto, decirle ‘gabon!’, pero también me gusta pasar desapercibida y disfrutar de mi música detrás de la partitura y el violín. Me gusta poder elegir y variar. Y es que otra vez: ¡Qué suerte tengo!».

«Las canciones de ‘Hau’ son todas distintas, e incluso ¡más difícil todavía! Dentro de cada tema hay muchos cambios de tempo y casi como mini canciones encadenadas. He aprendido a crear diversidad y conectar las partes con el todo», concluye.


VINILO


Neighbor y Gaztelupeko Hotsak realizan un esfuerzo de edición. «Hau» se publica en cuidado digipack con todos los textos en tres idiomas. Y, además, se edita en vinilo (antes de Durangoko Azoka), soporte que contiene como extras «Musika» y «Overtones», dos de los temas más destacados del disco, pero ahora cantados en euskara, en el cedé en inglés.